Dolor dental

Dolor dental

Flemones

Lo que conocemos como un "flemón" es un absceso dental. Es decir, una bolsa de pus que se genera como consecuencia de una infección bacteriana que afecta a la raíz del diente. El dolor, la hinchazón, la sensación de calor y enrojecimiento de la zona se deben a un proceso inflamatorio causado por el sistema inmunológico del cuerpo intentando combatir la infección.

Ante un flemón NO hay que aplicar remedios caseros. Es imprescindible que un dentista te vea lo antes posible, realice una evaluación y te prescriba el tratamiento adecuado para combatir la infección, la inflamación y el dolor. Sólo después de controlada la infección es cuando el dentista puede atacar la causa que la ha producido, habitualmente una caries que ha penetrado en el interior del diente o un absceso provocado por enfermedad periodontal (enfermedad de las encías).

Al tratarse de una infección, el tratamiento de los síntomas puede aliviar el dolor y la inflamación pero no hará desaparecer el flemón. Tu dentista te prescribirá el antibiótico más adecuado, que sólo puede adquirirse con receta. Nunca te automediques con antibióticos que puedas tener en casa o que te dé un amigo "porque le ha ido bien". Puedes empeorar la situación.

 

 

 


Imprimir